sistema de extracción

MANTENIMIENTO DE SISTEMA DE EXTRACCIÓN

El mantenimiento regular del sistema de extracción de un restaurante es esencial para garantizar un funcionamiento seguro y eficiente del mismo. El mantenimiento debe ser realizado por un técnico especializado y debe incluir los siguientes pasos:

Limpieza de la campana extractora: La campana extractora debe limpiarse regularmente para evitar la acumulación de grasa y otros contaminantes. La limpieza debe realizarse con productos adecuados y con la frecuencia necesaria para garantizar la seguridad del sistema.

Limpieza de los conductos de extracción: Los conductos de extracción deben limpiarse regularmente para garantizar un flujo de aire adecuado y para evitar la acumulación de grasa y otros contaminantes. La limpieza debe realizarse con productos adecuados y con la frecuencia necesaria para garantizar la seguridad del sistema.

Limpieza de los filtros: Los filtros deben limpiarse regularmente para garantizar una extracción adecuada y para evitar la acumulación de grasa y otros contaminantes. La limpieza debe realizarse con productos adecuados y con la frecuencia necesaria para garantizar la seguridad del sistema.

Verificación del funcionamiento del ventilador: El ventilador debe ser inspeccionado regularmente para garantizar que esté funcionando correctamente y para verificar que esté generando suficiente flujo de aire para garantizar una extracción adecuada.

Inspección de los conductos de extracción: Los conductos deben ser inspeccionados regularmente para garantizar que no haya obstrucciones o acumulación de grasa y otros contaminantes. En caso de detectar algún problema, se deben tomar medidas para solucionarlo.

Reemplazo de piezas desgastadas o dañadas: Si se detectan piezas desgastadas o dañadas, se deben reemplazar de inmediato para garantizar un funcionamiento seguro y eficiente del sistema.

Es importante recordar que la frecuencia y el tipo de mantenimiento pueden variar según el uso y la ubicación del restaurante, así como de acuerdo a las normas y regulaciones locales y nacionales de seguridad e higiene alimentaria. Es recomendable contar con un plan de mantenimiento preventivo que sea adaptado a las necesidades específicas del restaurante y que sea llevado a cabo por un técnico especializado.



Ana Lucía Iturralde
Gerente General


Artículos Recientes

Servicios

Scroll al inicio
Ir arriba
Abrir chat
1
👋 Hola
¿En qué podemos ayudarle?